EU ES EN
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed

No es la primera vez que hablamos sobre la importancia que tiene que la familia y el profesorado aúnen esfuerzos, se alíen y trabajen conjuntamente para reforzar lo que los niños y niñas aprenden tanto en la escuela como en casa.

No podemos olvidar que la educación comienza en casa y sigue en la escuela, siendo un continuo que precisa de coherencia y, por este motivo, el trabajo del profesorado y el de padres y madres en la educación de los niños y las niñas son complementarios y esenciales para una formación completa, tanto académica como emocional, cultural, social y de valores.

escuela+-familia-educaçión

Sin embargo, a veces la comunicación entre unos y otros no es tan fluida como debería de ser y, en vez de colaborar, surgen malentendidos y suspicacias que contribuyen a poner barreras a la comunicación y el entendimiento y que, en definitiva, acaba repercutiendo negativamente a los niños y las niñas.

Recopilamos algunas recomendaciones que ayudarán a lograr una relación más fluida y provechosa entre familias y profesorado, promoverán una educación integral y, en definitiva, ayudarán y favorecerán el desarrollo y bienestar de los niños y las niñas tanto en el centro escolar como fuera de él.

  • Valora al profesorado y su trabajo. Confía en sus criterios y escucha y respeta sus decisiones porque el personal docente es quien mejor conoce las claves del proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Mantén una comunicación frecuente. Acude siempre que el profesor o la profesora convoque una reunión y, a ser posible, dos veces por curso. Es mejor no esperar a que surjan problemas para tratarlos: si mantienes la comunicación, podréis atajarlos conjuntamente con antelación.
  • 78403831_0

  • Recurre a su ayuda ante conflictos o problemas educativos. Si surgen dificultades con una asignatura concreta, problemas de comportamiento o conflictos, o si tienes alguna duda que necesitas solucionar, solicita un encuentro con el tutor o la tutora para tratar el tema, antes de tomar una decisión basada solo en la versión de tu hijo o de tu hija.
  • No pongas en duda la autoridad del personal docente. Tu hijo o tu hija debe comprender que, en el ámbito escolar, su referencia es el profesorado y siempre debe tratarles con consideración y aceptar sus decisiones e indicaciones. Para ello, los primeros que deben respetar a los y a las docentes son las familias, especialmente frente a sus hijos e hijas.
  • Habla con tus hijos y tus hijas sobre el colegio. Presta atención a la actitud del niño, niña o adolescente respecto al centro escolar, el estudio, las diferentes asignaturas, etc. Es importante que estés al tanto de cómo avanza y si tiene algún problema concreto, ya sea académico o de comportamiento.
  • Refuerza el aprendizaje. El trabajo en casa debe complementar el realizado en el centro escolar, no solo en cuanto al estudio y los deberes, sino también en la formación en valores, el interés por la cultura y el arte o el fomento de la lectura. Para ello, mantén en casa un ambiente educativo que fomente la curiosidad y la creatividad.
  • Participa en actividades del centro escolar. Trata de participar siempre que se requiera la colaboración de las familias en celebraciones o actos especiales que se desarrollan en el entorno escolar. Al implicarte, apoyarás la labor del centro y del profesorado y mostrarás a tus hijos e hijas que valoras su trabajo en el colegio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.