EU ES EN
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed

El pasado 19 de octubre se celebró el Día Contra el Cáncer de Mama, enfermedad que sufren más de 63.000 personas cada año. De hecho, el cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. En el estado español se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos cánceres de mama al año, por lo que podemos decir que 1 de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida.

Pero si a ti te diagnosticaran un cáncer de mama, ¿cómo se lo contarías a tus hijos e hijas? ¿Cómo hablar de cáncer con niños y niñas pequeñas?

Esto es lo que le pasó a Irene Aparici y decidió transformar su batalla personal en un cuento que la ayudara a ella a explicar la complejidad de lo que le sucedía y a sus hijos a comprender mejor aquello que estaba viviendo su madre.

Cuando le diagnosticaron un cáncer de mama, ella le pidió a su médico que le explicase el cáncer como si ella misma fuese una niña. Esto le sirvió de ayuda para contarles después a sus propios hijos lo que le estaba pasando y a qué se iban a enfrentar.

Escribió un cuento de ejércitos y batallas, en el que ella era la reina, sus hijos, de 10 y 12 años los “príncipes rubios” y las células cancerígenas un ejército que se encuentra concentrado en el pecho izquierdo de la reina y al que hay que derrotar. Claro, que para esa batalla la reina cuenta con la inestimable ayuda de sus ejércitos de glóbulos rojos y blancos, sus armas las medicinas y un general con bata blanca muy parecido al oncólogo que trata a Irene.

Y de este modo, su historia se ha convertido en un libro infantil con preciosas ilustraciones de Mónica Carretero.

[embedded content]

La autora y protagonista de esta historia asegura que a ella le ha funcionado contar todo a sus hijos desde el principio, de una manera comprensible para ellos, pero sin mentiras. A través de este cuento, ha puesto en el lenguaje de niños y niñas un problema real que de otra forma tal vez no sería bien entendido.
Puede que esta historia sirva para otras madres y padres que tengan que explicar a sus hijos e hijas esta situación tan dura.

No es este el único ejemplo de literatura infantil dirigida a tratar el tema del cáncer de mama:

una flor de repuesto para mama
En ‘Una flor de repuesto para mamá’, un niño relata cómo vive el proceso del cáncer de mama de su madre, pero que, sin perder el ánimo, afronta junto a ella la aventura de luchar contra la enfermedad con todas sus fuerzas. Un cuento escrito e ilustrado por Rebeka Elizegi.

Timpo-para-ms-cuentos-1414057564«Tiempo para más cuentos», escrito por Concha De la Hoz, es la historia de una madre de larga melena y muy atareada por su trabajo, que todas las noches saca fuerzas para contar cuentos a sus hijas; hasta que un día, sorprendida por un cáncer, tiene que interrumpir esta costumbre para ingresar en un hospital. Cuando regresa a casa sus hijas se sorprenden al ver a su madre sin su larga melena, pero se dan cuentan que ahora tienen lo que más desean: que tenga tiempo para contarles más cuentos.

Source: Arduratu Es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.